erupción de la Palma

¿Cómo afecta la erupción de la Palma a la flora y fauna marina?

La reacción del magma al entrar en contacto con el agua del mar, genera gases muy tóxicos y como consecuencia de ello, la destrucción de la flora y la fauna marina.

Hoy en el blog de Bonsai de Jengibre y aprovechando el Día Mundial Concienciación sobre Tsunamis, hablamos de otro fenómeno devastador para el medio ambiente: Las erupciones volcánicas (que por cierto, también suceden debajo del agua).

En este caso queremos contaros las consecuencias que ha tenido para el ecosistema marino y para la fauna, la erupción de Cumbre Vieja en la isla de La Palma. ¡Muy atentos!

¿Cómo afecta la erupción de la Palma a la flora y fauna marina?

La lava modifica el fondo marino y la vida con ella, desaparece. En la isla de la Palma, donde ha caído la lengua de lava al mar, hay un bosque de corales negros llamados corales mesofíticos, que en parte han quedado sepultados por las cenizas.

El fondo marino ha quedado cubierto de ceniza, y eso desgraciadamente, es incompatible con la vida.

Estos preciosos jardines de los fondos marinos, están a una profundidad de entre 50 y 120 metros. Son de enorme belleza y riqueza natural.

Había bosques de corales, colonias centenarias que recuerdan a las coníferas y que formaban un singular paisaje submarino.

A propósito, se llama coral negro, porque aunque la parte viva es muy clara, su esqueleto es muy oscuro.

No somos conscientes de ello pero el océano esconde bajo un colchón de agua, sus mejores joyas.

Para la fauna, la erupción del volcán Cumbre Vieja, ha sido como una guerra nuclear. La mayor parte ha podido escapar y adaptarse, aunque muchos animales se han visto desorientados y a la deriva, en plena catástrofe volcánica.

Otras muchas especies han muerto. Se han quedado sin oxígeno para respirar o sepultados por la ceniza.

“Los lagartos prácticamente han desaparecido del terreno. Ahora apenas vemos nada”

señala Manuel Nogales quien lleva 40 años estudiando la biodiversidad canaria.

Y cuando desaparecen los lagartos, la base de la alimentación de muchas rapaces, todo el ecosistema se altera.

La cantidad de CO2 que ha desprendido el volcán, ha cambiado el PH del agua, y eso ha destruido muchos organismos, porque el PH del agua ha bajado a niveles que imposibilitan la existencia de vida biológica.

Uno de los elementos que arroja el volcán, es azufre.Cuando la lava que contiene este azufre, entra en contacto con el agua, se produce ácido sulfúrico, que es sumamente tóxico y que si se concentra en el ambiente, en el aire, en una proporción alta, se convierte en un factor peligroso para los seres vivos.

No obstante es asombrosa la resiliencia; hay vida en la fajana del volcán. La mayoría de los peces han huido de la zona, puesto que el avance de la lava se produce muy lentamente, pero las estrellas de mar, las esponjas, los erizos, las algas y algunas especies de cangrejos, que se mueven muy lentamente, no han tenido escapatoria.

Un escenario sorprendente y desolador que deja tras de sí la erupción de este volcán.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *