grounding

Grounding, earthing o los beneficios de reconectar con la tierra

Durante millones de años, los humanos hemos caminado descalzos manteniéndonos en contacto permanentemente con la Tierra.

Hoy en el blog de Bonsai de Jengibre, os hablamos del grounding, earthing o los beneficios de reconectarse con la tierra, en un era donde el asfalto y los altos edificios urbanos, nos han impedido esa conexión real con el que es nuestro verdadero hábitat natural.

¿Sabes en qué consiste el Grounding o el Earthing?

Vivimos corriendo de un lado para otro, con las prisas de dejar los tacones para pasarnos a las deportivas.

De este modo ponemos siempre una barrera física entre nuestro cuerpo y la tierra, sin contar con la enorme capa de suelo que nos desconecta de la naturaleza de la que siempre hemos sido parte.

Nos hemos desvinculado por completo de la madre tierra.

Una gran red eléctrica, con una ligera carga negativa, que nos ayuda a neutralizar los radicales libres (protagonistas de muchos de los procesos de inflamación) cuando nos ponemos directamente en contacto con ella.

El grounding es la conexión a toma de tierra. La experiencia de conectarnos con la naturaleza poniendo en contacto nuestra piel con la misma.

Ya sea caminando descalzo por la playa, bañándonos en ríos, mares o lagos o poniendo nuestras manos en la tierra para plantar un árbol, la conexión real con la tierra tiene enormes beneficios.

¿Cuáles son todos los beneficios de reconectarse con la Tierra?

Por ejemplo, regular el cortisol. La llamada hormona del estrés, un importante factor de riesgo para muchas de las enfermedades del siglo XXI que, según varios estudios, se podría controlar gracias al contacto con la naturaleza.

Otro estudio realizado en el 2010 manifestó cambios fisiológicos de las personas que realizaban earthing respecto al grupo de control.

Se produjeron cambios en la oxigenación sanguínea, la frecuencia respiratoria, la frecuencia del pulso. Tan solo fueron suficientes 40 minutos de conexión con la Tierra.

La tierra es una fuente inagotable de electrones libres.

Cuando caminamos descalzos o realizamos cualquier otra manera de conexión, nuestro organismo conductor, permite que estos electrones circulen por todo nuestro cuerpo, actuando posiblemente como antioxidantes y neutralizando estos radicales.

Necesitamos más vitamina N y menos pantallas

Algunos lo llaman desorden por déficit de naturaleza otros déficit de Vitamina N. Lo cierto es que vivimos en una era en la que creemos necesitar más asfalto que árboles, más tiempo de ocio en centros comerciales que en césped, más pantallas en vez de plantas…

Desde luego, en Bonsai de Jengibre creemos que merece la pena poner en práctica e incorporar hábitos tan saludables y económicos como este. con los que no tenemos mucho que perder y sí que ganar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *