sostenibilidad

¿Qué hacer para que la sostenibilidad no pase de moda?

Pasear por nuestras calles y encontrar de manera fácil y rápida ropa a muy bajo precio, es hoy en día bastante habitual.

Aunque es cierto, que cada vez más, esa confección de ropa convencional en la que la gran mayoría de su fabricación pasa por la deslocalización, condiciones de trabajo miserables y contaminación ambiental, está en el punto de mira.

¡Y menos mal!

Por suerte, se han incrementado considerablemente las alternativas sostenibles a la moda tradicional o fast fashion, con un impacto mucho más positivo para el planeta y para las personas que lo habitan.

Y eso se debe, en parte, gracias a un consumo más consciente que ha hecho que cada día seamos más las personas que queramos vestirnos de manera sostenible.

Pero,

¿qué podemos hacer para que la sostenibilidad no sea una mera moda, sino la única forma de consumo?

Hoy en Bonsai de Jengibre, te damos las claves para hacer de la sostenibilidad un concepto atemporal.

O mejor dicho,

¡Que la moda sin escrúpulos pase de moda de una vez!

Decía Coco Chanel, que «todo lo que pasa de moda, no es moda»

Y esto ocurre constantemente en uno de los sectores más contaminantes del mundo. La industria de la moda, debe estar cuidada y trabajada lo suficientemente para ser atemporal.

Porque la «moda» que uno se pone dos veces y después amontona en el armario, hasta que pasa al contenedor de ropa usada (suavizando de este moda las conciencias) no es moda. Es fast fashion.

La moda que se confecciona a miles de kilómetros, en fábricas sin un mínimo de condiciones laborales, con sueldos ínfimos. No es moda. Es abuso.

Esa misma moda, que usa tejidos que no se pueden reciclar e incluso nocivos para nuestra salud. La que utiliza tintes que se vierten en ríos que tiñen el color de la temporada.

¿Qué hacer para que la sostenibilidad  no pase de moda? 

¿Aún es necesario respondernos a esta pregunta?

Cuando focalizamos y nos centramos el término conceptual de «moda», resulta demasiado frívolo pensar que por un término mal entendido de imagen personal, estemos siendo parte de una industria tan enormemente contaminante.

Porque, al fin y al cabo, si la moda habla de uno, ¿qué es lo que estamos comunicando realmente?

Si no somos nosotros, ¿quién? Si no es ahora, ¿cuándo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *